sábado, 21 de noviembre de 2009

Introducción de El Bollit (1)

©1999 Guillermo Velasco

Sois miembros de una gran familia, todos hermanos, curritos en vuestra empresa familiar, Bollos Bollit Corporation. Un día salío vuestro jefe, Bombo Bombón, gritando y correteando de un lado para otro, aterrorizado, pues la receta de su más preciado tesoro: el roscón único, el más deliciso bollo de toda la tierra mediocre, había desaparecido.
Encolerizado, os hizo llamar a todos, uno por uno, interrogándoos sobre el paradero de dicho documento, heredado de generación en generación desde los comienzos de la familia, y de cuyo secreto depende vuestra posición social y claro... vuestro empleo.
Lo único que todo el mundo sabe es que Smilio (también llamado Golosum, por su adicción a los dulces) dejó de currar la pasada semana, así que se convirtió en el principal sospechoso.

La empresa de la competencia "El Dragón Tragón", creado hace decenios por Gloorin Fortessi, parece ser que anduvo ofreciendo alguna que otra oferta a algunos empleados para abandonar Bollos Bollit, y pasarse a su compañía, pero el orgullo Bollit mantuvo firmes a quienes la recibían. Sin embargo, Smilio era dependiente, y sería posible que hubiera caído víctima de una cruel tentación. ¿Será esto cierto? ¿Será éste el fin del negocio de la familia Bombón? ¿Qué se podría hacer para recuperar la receta?

En eso que llamó a la puerta un misterioso... opsss!  un hombre alto, con frondoso bigote y blanca barba, vestido con ropas largas, caperuzo puntiagudo y con un bastón, diciendo: "Hoooola... huelo que alguien necesita mis servicios...  bien, veamos... mi nombre es Gandulf, y soy mago (tened una tarjeta)... pero no un mago de los de la caja tonta...  Noooo...  soy un mago de verdad, y estoy especializado en ayudar a empresas con problemas...  problemas en general. Mi tarifa es muy asequible, sólo un porcentaje del beneficio. El 10%"

Sorprendidos en un primer momento, pero enseguida devueltos al mundo real, Bimbo Bombón se reunión con sus principales accionistas y tomaron una decisión. Hicieron pasar al mago y aceptaron sus condiciones, tras lo cual explicaron la naturaleza del problema.

Así pues, el mago comenzó "Bien, tengo entendido que los enacos producen maquinaria para la empresa El Dragón Tragón, así que os haréis pasar por enacos", y de su sombrero sacó ___ (tantos como jugadores) barbas postizas de enaco. Así pues, se reclutaron a los curritos más...   bueno... a un grupo de ___ bollits, se les hizo entrega de su correspondiente barba, se les dió instrucciones, y se pusieron en marcha.

Continua en capítulo 2

1 comentarios:

Chiimonik dijo...

Bueno me pareció muy gracioso, cómo haces para crear un juego de rol, exisen algunas caractrísticas, reglas en partícular?
Gracias